Así no sepas que hacer con tu vida ¡Empieza! - El Viaje de un Coach
581
post-template-default,single,single-post,postid-581,single-format-standard,rad_rapidology,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Así no sepas que hacer con tu vida ¡Empieza!

¿No Sabes Qué Rumbo Tomar en tu Vida? ¡Empieza de Todas Formas!

Así no sepas que hacer con tu vida, empezar es la clave…

Da el primer paso, después se te muestra el camino– Ángel Martinez.

De pequeño, era un niño bastante enérgico que, además, sentía aprecio por el dinero, no por el simple hecho de tenerlo, sino por reconocer que era un medio para obtener las cosas que quería, a tan temprana edad. Cuando tenía 7 u 8 años, las golosinas y los juguetes me hacían feliz, luego, mi fiebre de fútbol comenzó, quería siempre los últimos botines y las camisetas de mis jugadores favoritos. Naturalmente, no podía trabajar aún, así que mi mamá se encargaba de mis gastos.

A los 16 años, estaba culminando la secundaria, cada vez necesitaba más cosas y, por lo tanto, más dinero, la situación político-económica en mi país estaba tornándose difícil, a mi madre se le  complicaba mantenerme, pues los gastos de los adolescentes son mayores: Fiestas, graduaciones, viajes, ropa de moda, etc.

Al graduarme de la secundaria, viajé a la Isla de Margarita (Un hermoso destino de mi país) por mi graduación, al regresar, me di cuenta de gran sacrificio que mi mamá había hecho para que yo gozara d esa gran experiencia, les cuento esto porque fue uno de los primeros momentos de lucidez en mi vida, me di cuenta de que era inaceptable mi madre trabajara exclusivamente para mis placeres, ¡Qué egoísta había sido! Decidí que eso no volvería a pasar.

Y en ese momento surgió la pregunta: ¿Qué voy a hacer con mi vida?, Luego, eso no me pareció algo que un joven de 16 años debería saber responder aún, así que surgió una pregunta menos profunda, pero más urgente: ¿Cómo puedo hacer dinero?

Sin tener alguna idea de cómo hacerlo, simplemente empecé, dí el primer paso, sin saber exactamente en qué dirección iba. Navegando en internet, descubrí Mercadolibre.com, una página web de comercio, y tuve una idea: Si durante mi vida he tenido tantas cosas, y ya no uso la mayoría, ¿Qué tal si las vendo?, Las vendí. No hice mucho dinero, a decir verdad, pero me sentía orgulloso de poder generar  ingresos por primera vez en mi vida. Luego, conseguí un trabajo en una tienda de ropa, donde aprendí algunas nociones básicas de manejo de tienda y atención al cliente, la realidad es que solo trabajé ahí durante un mes, la relación con el dueño no era la mejor, y el pago era miserable, a decir verdad.

Semanas después, acabándose el poco dinero que había ganado con las cosas que había podido vender y empezando la universidad, ya sabía algunas maneras de hacer dinero, así que podía, con un poco más de conocimiento y madurez, responder a la incógnita de saber qué hacer con mi vida. Seguía manteniendo mis gustos por las cosas materiales, y por lo tanto, el salario mínimo no era para mí, la fórmula de mucho trabajo para poca recompensa no me parecía justa, opté por seguir buscando opciones.

Un día, quizás por cuestiones del destino e inexperiencia, tomé un bus de una ruta equivocada, el cual me llevó al centro de Maracaibo, mi ciudad. Decidí bajarme ahí. Tenía la tarde libre, así que tuve la oportunidad de conocer un poco, nunca había estado en ese sector de la ciudad, con mi familia o amistades no iba, pues crecí con la idea de que era muy peligroso (que sí lo es, pero se exagera un poco), y el resultado fue que ví de cerca comercio en su apogeo, todo tipo de productos, desde ropa hasta electrodomésticos, muchísima gente y mucho dinero moviéndose. Este era mi mundo.

Los días siguientes, con la intriga en mi mente, seguí tomando el mismo bus “equivocado” y dedicaba mi tarde a simplemente caminar y conocer el centro de Maracaibo, analizando y comparando los precios con los del norte de la ciudad, donde yo vivo. Me la pasaba increíble, así sólo tuviera un rol de espectador, acompañado de una refrescante agua de coco que es famosa en el sector, la cual les recomiendo .

Un día de esos, caminando, en un espacio donde no había estado antes en el centro, vi en una tienda unas franelas de Superman y Batman que me llamaron la atención, me acerqué y pregunté el precio, era un poco alto, pero me parecía que estaban geniales y que valía la pena el gasto. Cuando me iba de la tienda, el vendedor notó mi confusión, y aclaró: “Hey, chamín, ese es el precio por docena, es decir, doce franelas, aquí solo vendemos al mayor”, No me lo creía. Luego de darme cuenta de la ganga de oportunidad que tenía frente a mi, salí de la tienda, recordé un sitio que quedaba cerca, donde compraban teléfonos móviles, vendí el mío, y regresé a la tienda para comprar dos docenas de esas franelas.

Al fin, tenía mercancía. Empece vendiendo en convenciones de comics, en exposiciones de mi ciudad era un poco lento, pero se hacia algo de dinero,  luego se me ocurrió publicar las franelas por Internet, las ofrecí a mis amigos, y en menos de 2 semanas, las había vendido todas, fue un total éxito. No podía gastarme todas las ganancias lujos, invertí en más franelas y modelos, seguí vendiendo. En aproximadamente 5 meses, ya no sólo vendía franelas de comics, vendía otras prendas de vestir, como camisas y bermudas de distintas marcas, mi cuenta de Mercadolibre adquirió la posición de Mercadolider (Un rango alto y difícil de conseguir en poco tiempo), al final de ese año, había generado un ingreso equivalente a 50 salarios mínimos en ese momento, y sí, pude comprar otro teléfono.

En ese momento, nació mi compañía: “Eutrofita C.A”, que el día de hoy es una de las empresas pioneras en ventas por internet en Venezuela, vendiendo desde ropa hasta artefactos eléctricos y comida a particulares y supermercados, tiene más de 80 mil seguidores en Instagram y contaba con oficina  y local de distribución en el centro de Maracaibo hasta que me obligaron a cerrarla, por problemas politicos, pero eso es otra historia. La empresa comenzó a fabricar ropa y a trabajar con exportaciones e importaciones, a pesar de la cada vez peor crisis económica del país, a pesar de que me cerraran el local físico, siempre se ha mantenido en positivo, afortunadamente. Es una empresa a la que todavía le falta mucho por crecer y mejorar, pero estoy orgulloso de haberla construido desde cero, Y puedo decir que es la que, a día de hoy, me ha ayudado a tener las cosas que quiero, a ayudar a la gente que quiero y es mi principal fuente de ingresos. Por ejemplo, en este momento estoy escribiendo esto que estás leyendo en un café en Praga, mientras me como un Trdenlnik, una especie de churro, pero al estilo de la República Checa, y todo gracias a los ingresos de la tienda.


Ahora que conocen un poco más de mi historia, podemos ir al grano. Como les conté, no sabía qué hacer, ni cómo, pero tome acción, di el primer paso y el camino se fue haciendo ante mis pies. Y hoy está todo claro:

– Lo mío son las ventas, me apasiona buscar y concretar negocios.

– Disfruto de la atención al cliente, me satisface que un consumidor salga de la tienda contento y con ganas de volver.

– Me gusta estudiar marketing y realizar las campañas de publicidad.

– Empecé con la fotografía para mis productos y ahora es, quizás, mi afición principal, la cual disfruto muchísimo.

 

Después de un tiempo donde disfruté de los frutos de mi trabajo, gozando de una libertad económica que no es común en mi país, puedo decirte que el poseer no da la felicidad, son los momentos y poder conectar con otras personas lo que si da la felicidad, sumar a la vida de otras personas, sean tus familiares, amigos y hasta de desconocidos, para mí, allí está la esencia de la felicidad.  Por eso, he creado este blog para sumar en la la vida de los demás de alguna manera.

Entonces…

¡Empieza! Toma acción. Te aseguro que no vas a conectar con tu propósito o con las metas de tu vida si no te enfocas y permites que las distracciones que no son productivas se apoderen de ti.

De igual forma, te dejo algunas preguntas que te puedes hacer cada día, buscar las respuestas te ayudará a definir mejor tus metas:

– ¿Qué te gusta?

– ¿Qué te inspira o quien te inspira?

– Lo que haces, ¿Lo haces para ti o para alguien más?

Si esas preguntas preguntas se tornan difíciles de responder:

¿Te gustaría gozar de una buena salud, estar en forma, tener libertad financiera y/o conseguir una pareja?

Dudo que me digas que no, así que manos a la obra y ¡actúa!

¿Necesitas de ayuda directa y personalizada? Te ofrezco mis servicios de coaching,  puedes ver de que trata ingresando en el siguiente link: http://elviajedeuncoach.com/servicios#servicios.

Alcanzar tus metas es posible, tienes la mejor herramienta para hacerlo: ¡Tú!

Gracias por visitar mi página y leerme, de haberte gustado el articulo, compártelo o déjame tu comentario en la parte de abajo y con gusto lo responderé.

1Comenta
  • Tu entorno es Clave en tus Resultados - El Viaje de un Coach
    Posted at 21:08h, 10 octubre Responder

    […] más cercanas.  En mi vida, un ejemplo que podría dar es mi ex novia, Mavic. En mi artículo “Así No Sepas Qué Hacer Con Tu Vida ¡Empieza!”, te conté la historia de cómo empecé mi negocio desde cero, pero no hablé sobre el apoyo más […]

Publica un comentario

MIS REDES SOCIALES

SÍGUEME EN INSTAGRAM

Suscríbete al newsletter

¡Pégate en este viaje!

Se ha suscrito correctamente.